Durante el día nos cruzamos e interactuamos con muchas personas, cada una con su diálogo interior haciendo las cosas lo mejor que puede. A veces no reconocemos el esfuerzo que hacemos diariamente y nos da la sensación de no estar satisfechos con nuestro día a día. Pequeñas acciones hacen que la balanza se tambalee hacia un lado u otro y a veces esa diferencia es tan solo recibir un “gracias” por nuestro trabajo o esfuerzo.

Hoy te presento diferentes maneras de dar las gracias a las personas con las que compartes un momento, todo el día o una misma actividad.

Si estás en una cafetería, restaurante o similar, utiliza la servilleta de papel para hacer un dibujo de una cara sonriente o algo divertido y añade un “gracias”, si conoces el nombre de la persona que te ha atendido, personaliza ese “gracias”

Si eres usuario de las bibliotecas, crea un punto de libro y déjalo dentro cuando devuelvas el libro. Puedes agradecer al autor su obra, recomendar su lectura a otra persona y/o agradecer a los bibliotecarios su trabajo.

Utiliza las redes sociales para dar las gracias a quién te ayuda y te apoya. Puedes hacerlo genérico o por acciones concretas.

Habla con otros sobre las personas que trabajan bien, te tratan bien y/o son grandes personas. Fomenta las conversaciones en las que valores a otros.

Ofrécete para escribir una recomendación o un comentario en las redes sociales agradeciendo el trabajo de esa persona.

Los detalles físicos también sirven: deja pagado un café, lleva el desayuno (al trabajo, a tu peluquera, a tu vecina…) envía bombones, flores, fruta…

Comparte información de interés con las personas que aprecias: un buen libro, una oferta, un curso, un descuento, etc.

Si recibes un buen trato agrádeselo a la persona en cuestión y hazlo saber también a sus superiores.

Utiliza también el lenguaje corporal: la sonrisa, los abrazos, guiñar un ojo,…son actitudes que reconfortan.

Y como no, da las gracias. Decirlo y oírlo anima a seguir dando lo mejor de uno mismo. Sé concreto y añade que es lo que has valorado de esa persona y como te sientes gracias a su ayuda o servicio.

Gracias por aportar valor cada día en lo que haces y dices; por mejorar la vida de las personas que te rodean y por valorar sus servicios.

Puede interesarte

Pin It on Pinterest

Share This