… y que debes evitar.

Hoy reflexionamos sobre “los errores cognitivos más comunes” que son aquellos en los que nuestra percepción de las situaciones nos predispone a ver las cosas de manera negativa o, al menos, no de la forma más neutra o adecuada.
Merece la pena dedicar un minuto para reflexionar cuando y por qué reaccionamos a algunas situaciones de esta manera. Cómo ves, son reacciones genéricas que se pueden reconducir.

10 tipos de pensamiento-reacción que hay que evitar:

1. Pensar en términos de TODO o NADA: es decir, ver las situaciones como blanco o negro, sin tener en cuenta la escala de grises o sin aceptar un acuerdo medio. Las cosas son maravillosas u horribles, y si lo que haces no es perfecto, es un fracaso total. ¡WRONG!

2. SOBREGENERALIZACION: cuando conviertes un sólo acontecimiento negativo en un PATRÓN del fracaso. Tienes un malentendido con una persona que te importa y piensas que ella no te entiende o que no cuida de ti y generalizas pensando que nunca lo ha hecho y nunca lo hará… y acabas pensando que siempre estarás aislada e incomprendida. ¡WRONG!

3. FILTRO MENTAL: Seleccionas un solo detalle negativo y entras en bucle hasta que todo se ve afectado por esa interpretación negativa. P.e. tu jefe te hace un buen comentario por un informe excepto por una pequeña rectificación y piensas sólo en ese comentario hasta que ves todo el trabajo como un desastre. ¡WRONG!

4. DESCALIFICAR LO POSITIVO: tus experiencias positivas “no cuentan” y mantienes una opinión negativa que realmente no se basa en tu experiencia cotidiana. No te permites disfrutar de los buenos momentos porque te dices a ti misma que algo malo vendrá, por lo que te predispones a sentirte mal cada vez que puedes sentirte bien. Otro ejemplo: rebajar el feedback positivo de un compañero diciendo que él es muy amable o un buen amigo o… ¡WRONG!

5. SALTAR A LAS CONCLUSIONES: Ves las cosas negativamente tanto si tienes evidencias cómo si no. Utilizas la “telepatía” para decidir si alguien te está “atacando” sin comprobarlo. Si te cruzas con un conocido en la calle y no te saluda, asumes que no quiere hablar contigo. No preguntas para saber si tiene otras cosas en su cabeza o simplemente no te vio. O cometes el “Error del adivino”: esperas que las cosas resulten mal y no te permites la posibilidad de que puedan ser neutras o positivas. P.e. Te anticipas pensando que no te divertirás en una fiesta, te convences de ello y acabas por creértelo (y lo mismo ni vas a la fiesta). ¡WRONG!

6. MAGNIFICACIÓN Y / O MINIMIZACIÓN:  Haces más grandes tus pifias de lo que son y das un trato extra grande al éxito de otras personas. Por otro lado, te dices que los errores de las otras personas no importan realmente y que tus éxitos y tus buenas cualidades son muy pequeñas y no son importantes. ¡WRONG!

7. RAZONAMIENTO EMOCIONAL: Asumes que tus sentimientos negativos vienen del hecho de que las cosas son negativas. Si te sientes mal, entonces eso significa que el mundo o la situación es mala. No miras a tu alrededor para ver si es realmente verdad. ¡WRONG!

8. LOS DEBERIA: Es un error usar el “debería” como motivador y creer que diciéndonos todo lo que “debemos y deberíamos hacer” nos va a ayudar a hacerlo. “Debería ser mejor hijo, debería hacer más ejercicio, debería…” La consecuencia emocional es la culpa, la ira y el resentimiento. ¡WRONG!

9. ETIQUETADO Y MALENTENDIDOS: Nos etiquetamos por acciones aisladas. Cuando cometes un error, te dices “soy estúpida”. Cuando no obtienes algo te dices “soy una perdedora”. Cuando el comportamiento de alguien deja mucho que desear, decimos que “es un idiota”. Etiquetamos a la persona en lugar de la conducta. ¡WRONG!

10. PERSONALIZACIÓN: Te ves a ti misma como la causa de algún evento externo desafortunado o desagradable del que no fuiste realmente la responsable. Asumimos la culpa de las malas acciones de alguien hacia nosotras y no nos defendemos porque pensamos que se sentirán heridos y esto aumenta nuestra culpa. ¡WRONG!

infografia

10 errores cognitivos que te impiden ponerte al mando de tu vida

¿Te reconoces en alguna? (yo en todas, sinceramente creo que he reaccionado así muchas veces).


Aquí tienes algunas pautas para minimizar estas reacciones automatizadas:

  • Recuerda hay una gran escala de colores entre el negro y el blanco. Entrena tu mente para buscar opciones.
  • Vive las nuevas situaciones como oportunidades, aventuras o retos.
  • Evita las palabras SIEMPRE, NUNCA, JAMÁS. No es verdad que algo sea igual siempre o que nunca de los jamases pase algo bueno. No dejes que el vocabulario te domine.
  • Escribe un pequeño éxito diario para cambiar tu diálogo negativo. Cada día hay algo que has hecho bien. Recuérdatelo diariamente.
  • Valora tus éxitos y tu esfuerzo.
  • Un sentimiento no es una situación.
  • En lugar de usar el verbo “deber” utiliza “desear” “gustar”  “yo deseo” o “me gustaría” es más preciso. No te etiquetes ni etiquetes a las personas por un comportamiento. Somos mucho más que eso.
  • Asume la responsabilidad de tus hechos, no la de los demás.

Clica aquí para ver el vídeo dónde te enseño cómo cambiar tu diálogo interior negativo.

Pin It on Pinterest

Share This